¡Viva México cabrones! Es que, vaya mujeres que vienen desde México, una locura. Sinceramente no lo sabía cuando me topé con Lilith por la calle, hasta que la escuché hablar y me lo confirmó no sabía de donde era, y lo simpática que resultó ser, porque la verdad es muy dicharachera, que maravilla toparse con alguien así por la calle, afable, a veces me contestan muy airadas, incluso enfadadas y sinceramente, hasta para decir que no, se puede ser educado y mantener la compostura.

En cualquier caso es el precio de Pilladas y estamos dispuestos a pagarlo, por cada diez noes, tenemos un sí y ese lo vale todo, porque nos deja luego unas escenas increíbles para el recuerdo. Me gusta especialmente la entrevista en la calle, el primer contacto, porque pienso que quizá si hay suerte toda esa ropa caiga, esto es más morboso todavía ahora con el frío, porque van más tapadas, en verano, se deja menos a la imaginación, pero ahora, cuando ves a las chicas, no sabes muy bien lo que pede haber debajo, a veces hay sorpresas increíbles, unas mamellas exuberantes o un culazo del quince.

Lilith se lo piensa, yo estoy ahí picando piedra para convencerla mientras pienso en quitarle la gabardina para ver lo que hay debajo, aplico mi palique más convincente y me la llevo al estudio. Ahí ya tenemos mucho ganado, pocas desisten una vez allí dentro, aunque alguna vez ha pasado, pero Lilith ya se ha quitado la gabardina, lleva un vestido negro, ajustado, precioso que realza mucho si figura, esto es lo que os comentaba antes, mirad que pedazo de culo, se ve un culo redondo bien rico que era imposible ver antes, y unas buenas tetas donde agarrarse.

Pues agárrate porque vienen curvas, se está despelotando y nos deja ver su cuerpo en todo su esplendor, unas tetas turgentes, ricas, deliciosas, con unos pezones descarados, bien ricos, pero ¡ah, el culo! vaya culazo hamijos, en cuanto se despelota se me pone a cuatro en la cama para verla bien y ahí tenemos un culo de los mismos dioses. Yo ya tengo la polla empalmadísima y Lilith tiene a bien comérsela, cosa que también hace perfectamente, no esperaba menos la verdad, se la veía buena mamadora.

Lilith está cachonda, el chocho lo tiene mojadito y con ganas de fiesta, se me sube y comienza a mover las caderas con muchas ganas, con ganas de darse gusto y por ende un gustazo tremendo al menda, una follada tremenda, donde podremos disfrutar de su culazo y su bufas moviéndose al son del sexo más cerdo, un polvazo en el que sus gemidos te lo dicen todo, al final me corro y le echo toda la lefa calentita, todos los grumos en la cara, ella, con cara de felicidad y satisfacción se lo come todo, sin dejar ni un trocito y se relame, una Pillada, un polvazo increíble…

Las Pilladas en Putalocura son más que un clásico, son una institución del porno patrio, del porno español, ¿sabes que las tienes TODAS en esta santa casa? Pero todas, desde hace años, hasta esta última. Con tu suscripción que cuesta menos que un café, puedes correrte bien a gusto con todas ellas, las puedes ver a tope de calidad, como y donde quieras, e incluso guardártelas para ti para siempre, en esa carpeta que sabemos que tienes que pone “facturas” cosa tuya…