Es que lo de esta chiquilla no es normal de verdad, Marina Gold es colombiana, es siempre hace que tenga por dentro, un no se que, qué que se yo, que hace que siempre esté marchosa, con ganas de rumba, pasamos mucho tiempo juntos, nos tenemos mucha confianza y el roce hace el cariño, Marina es muy cochinilla en el mejor sentido de la palabra, en el del morbo, el que te pone cachondo como te mira, lo que hace, es una locura.

Su juventud también es un plus claro, de joven te pica todo mucho más, aunque os digo que ahora con mis años, tengo las mismas ganas de follar que antes, o más, la vida es para vivirla hamijos y para follársela. Marina está aburridilla, suele ir en pelotas por el estudio, por ejemplo si se pega una ducha, hasta que se vuelve a vestir pasa un rato, se la pela bastante quien la pueda ver, ya no es por exhibicionismo, creo que es un poco que también se la suda todo jaja, pero ahí la tengo en pelotas, y yo que también estoy como el Señor me trajo al mundo tengo el cimbrel empalmado para ella viendo ese culo escultural que tiene.

Marina Gold es una diosa, la mires por donde la mires, su cara es una de sus mayores bazas, tiene una cara que te llega hasta el alma, ese cochinerío fino, cerdo, rico que transmite, como te mira, como te devora con los ojos cuando tiene tu polla entre la fauces, su boca y sus labios, todo lo que transmiten es una locura. Pero luego vas bajando y tiene unas tetas maravillosas, con unos pezones juguetones que parece que te apunten y te señalen indicándote que vayas a comértelos y a retorcerlos. Escucharla gemir es un placer, disfruta del sexo a todos los niveles.

Seguimos bajando y nos perdemos por las curvas de una cintura perfecta, es una locura, coronando con un culo épico, generoso, duro, macizo, de esos que apetece palmear como un tambor y meterle el cimbrel por detrás como una zambomba, es una pasada y te cabalga con ese cuerpazo que es una locura.

He dejado para el final una de las cosas que más me gustan, como la chupa. Marina Gold hace unas mamadas increíbles, a mi me tiene pillado el punto, me flipa, me encanta que me la chupe, le dejo hacer, que me la menee con su lengua, dentro de su boca haciéndome lo que quiera, Marina hace magia con la lengua y disfruta de la lefa como una cochina, aquí le doy una corrida espesa, que se puede coger con los dedos, y eso hace, la coge y se la come toda, la disfruta y se relamen, es una Putalocura…

Es una locura esta mamada, no podía ser menos con Marina Gold, os va a poner la polla tiesa como un mástil de acero, tenéis la escena completa en HD para ver a placer y cascárosla como mandriles en Putalocura.com con vuestra suscripción, que cuesta menos de un café al día, es decir, nada y menos, pues dadle caña y a por Marina Gold…