Marina Gold y Zuko ¡me comen vivo!

Dos lobas hambrientas para un corderito como yo…

0
650
Zuko y Marina Putalocura

Mira que me gusta que se me arrime Marina Gold, es muy juguetona, está mucho por la oficina y el roce hace el cariño, Marina va cachonda la mayor parte del tiempo, es muy muy sexual, tiene la libido propia de una muchacha de 19 años, o de cuatro jaja, porque esta mujer es la caña y además colombiana, es que es una locura. Por el estudio estaba Zuko, también de la misma edad que Marina, se llevan muy bien, congenian y se estaban poniendo tiernas, se ponen cachondas y ¿a quien tenían cerca? A servidor, a vuestro Tito Torbe.

A mi, que también me enciendo a poco que se me acerque la corriente, me tiran sobre la cama y juguetonas y ya con poca ropa me miran fijamente con ganas de comerme entero, ellas dos empiezan con el juego, yo soy mero espectador durante un rato, cosa que me encanta, me gusta ver como se comen la una a la otra, Zuko le pega una comida de tetas a Marina que gimen las dos de placer mientras mi cimbrel no puede estar más tieso.

Se despelotan la una a la otra, es una visión celestial ver los cuerpos de estas dos jóvenes desnudos, esculturales y metiéndose mano la una a la otra, Zuko sobre todo se está comiendo a Marina y ella se deja hacer, a Marina le gusta dejarse querer, se están poniendo muy cachondas y yo ya no puedo más con la polla, me la saco, me la empiezo a tocar y ellas que la ven también tienen ganas de un poco de caramelo de palo y se ponen a chuparlo como si no hubiera un mañana.

Si una mamada, bien hecha ya es una locura, ya es una delicia que te lleva al séptimo cielo, a dos bocas, hecho con pasión y ganas es una locura, mientras una te come el capullo con ganas, lo mete en la boca, succiona y te lo llena de saliva mientras arremete con la cabeza, otra te chupa los huevos, es una sensación indescriptible y en ocasiones las lenguas se juntan y van al unísono recorriendo tu polla, una Putalocura…

Estamos todos cachondísimos y se suben a cabalgar las féminas con ganas, me montan como a un corcel, se van subiendo por turnos disfrutando, tienen el chocho mojado, húmedo y vamos todos muy calientes, mientras una se sube la otra la soba poniéndose fina, esta escena es un no parar, no te la pierdas.

Al final tengo una buena corrida preparada, se la echo toda a Marina que la disfruta mucho, le encanta la lefa, es muy cochinota y le gusta jugar con ella, pero también es muy desprendida y le gusta compartir, se arrima a Zuko que la espera tumbada y le deja caer toda la lefa, caliente de boca a boca, festival de semen y saliva cochino, como a nosotros nos gusta…

Una locura de escena, te sacará una paja sin darte cuenta, tienes todas estas escenas, te las puedes descargar en altísima calidad para ti, para siempre y te la guardas en tu carpeta de trabajo o facturas para cuando quieras darte un “avío”… jeje…