No me digáis que no tiene pinta esta chica de bibliotecaria, jaja. Pero de las cachondas. Es genial. Aquí unas fotos y videos de la chica.

Estamos ante una joven que tiene un morbo especial. Su rostro es de bibliotecaria total, de chica que no ha roto un plato. Me gusta. Tiene rasgos inocentes, que le dan un aspecto teen muy sugerente. Pero no os equivoquéis: debajo de esa fachada se esconden ardientes deseos de sexo, con una mentalidad muy abierta. Vemos las escenas que ha hecho hasta la fecha:

Pilladas

Melissa Queen es una jovencita que conocí en un parque de Madrid. Le hice una encuesta, con algunas preguntas un poco picantes, hasta que confesó que era muy abierta sexualmente. Entonces le propuse que se desnudara por algo de dinero y ni se lo pensó. Allí, en medio del parque, pasando gente que podrían verla, se quedó totalmente desnuda. Accedió incluso a arrodillarse y hacer sexo oral ahí mismo!!!

En ese paraje, en armonía con la naturaleza, follamos como conejos. Se apoyó contra un árbol, de espaldas, para recibir mis embestidas. Aguantó a duras penas los gemidos de su deseo complacido. De nuevo volvió a mamar de forma deliciosa. Incluso permitió que le agarrara la cabeza y la empujara contra mí.

Tras una intensa cabalgada, y más folladas en diferentes posturas, acabé corriéndome en su coño. Así sin más. Dos desconocidos desfogándose en mitad del parque. ¡Cómo le chorreaba el esperma! ¡Y cómo seguía restregando su culito contra el suelo, incluso después de llegar al clímax!

En la cama con Torbe

Como no se podía ser de otra manera, Melissa Queen repitió. Ya sabiendo que iba a hacer porno y tras haber hablado con ella un buen rato. Le hice otra entrevista, esta vez mucho más caliente. Confesó que era exhibicionista, por eso no le costó nada desnudarse en el parque. También dijo que le gusta el sexo duro. La modosita ha follado mucho, sobretodo con hombres en la treintena de edad.

Así que empezamos a follar, con azotes y estirones de las coletas, como a ella le gusta. Se le veía cara de gusto según pajeaba, le acariciaba o cabalgaba sobre mí. Me encantó agarrarle de las nalgas y apretarle bien el culo. Entonces era cuando más fuerte gemía. 

A veces nos relajábamos masturbándonos suavemente, pero después follabamos intensamente, con sonoras embestidas. Entre posición y posición nos enrollábamos, mezclando los fluidos de las lenguas. En esta ocasión no hizo ascos a probar la leche y tragársela toda. 

Tríos

Esta chica sexy no podía conformarse con sólo tener sexo conmigo. Para esta escena nos acompañó un polludo enmascarado. Ambos nos tumbamos desnudos sobre la cama y ella empezó a masturbarnos, a dos manos. Después empezó a cabalgar sobre uno, mientras seguía masturbando y mamando al otro. 

Sentada encima, a cuatro patas o con otras posturas, nos dejó a los dos bien satisfechos. Sus pechos firmes y redondos rebotaban sensualmente, a veces agarrándoselos ella misma mientras hacía muecas de excitación. Así nos calentó en muy poco tiempo y acabó con la boca bien abierta, esperando su ración de esperma diaria.

Creampie GangBang

Aquí llegué yo dando la intro al video, cuando le pregunté si se le había corrido alguna vez algún montón de chicos dentro de su conejito. Yo esperaba que dijera que no, para abrir el gang bang a lo grande, diciéndole que iba a saber lo que se sentía con esa situación. Pero nos sorprendió a todos asegurando que ya lo había hecho. Así que esa situación de sexto extrema no iba a ser nueva para ella.

Empezó haciendo mamadas a todo el que se le acercaba, con sus características gafas negras de pasta. Al poco se puso a cuatro patas, mientras seguía mamando y pajeando. Uno a uno los chicos fueron pasando por su trasero, mientras ella gozaba como en aquella noche loca de verano.

Se colocó en diferentes posturas, pero en todas ellas se situaba en el medio de los chicos y no dejaba de dar placer, y de chupar. Hasta que se colocó boca arriba y empezó a sentir la lefa de sus amantes, sobre su coñito sonrosado. ¡Menuda imagen con todo el esperma dentro! ¡Fue increíble! ¡Tenéis que verlo!

Bukkake

Y la última escena de Melissa Queen en Puta Locura fue haciendo un bukkake. Esta escena todavía es más fuerte que la anterior, porque en esta ocasión había mucho más chicos. La modosita contó que con el novio que había tenido intentó hacer un bukkake, pero acabó agobiándose y se fue. Ahora por fin va a hacer eso que en su momento no se quedó a medias.

De nuevo la vemos haciendo mamadas a dos manos, esta vez con los chicos acariciando sus pechos perfectos. Hay que reconocer las espectaculares mamadas que hace esta chica. Desde un principio las empezó a hacer sin ningún tipo de pudor, y encima, se le veía que disfrutaba comiéndola. En esta ocasión era igual con varios chicos a la vez.

Empezaron a correrse sobre ella, sobre su boca, pero chorreando por todo su cuerpo. Su figura inmaculada quedó pringada del líquido viscoso del semen. Sus pechos chorreaban esperma, mientras ella quedaba congelada con la lengua y la cara bien pringada. Tragó todo lo que pudo, dándose un atracón de ese néctar divino de los hombres. ¡Todo para que los chicos se hagan pajas contemplándola! ¡La exhibición es su deseo!