Esta joven nos vuelve locos, nos revoluciona el gallinero la verdad, a mi me pone muchísimo y me la follo cuando puedo porque esta mujer es un vicio. Es latina, lleva el fuego de serie, en el cuerpo, y le encanta follar y tragar, que también es muy importante, una buena mamada al final y recoger toda la lefa después de un buen polvo, es un colofón fantástico después de una buena follada.

Melody viene hoy rosita, cerdita que me encanta, ligerita de ropa para ver bien ese cuerpazo, como vamos a lo que vamos y en la cama, se me despelota, tiene una carita linda, que parece que nunca ha roto un plato, pero es muy viciosa lo que le da todavía más morbo, tiene un cuerpito fino, pero con curvas donde hay que tenerlas.

Unas tetas ricas, latinas, de pezones oscuros con unas aureolas ricas, generosas, oscuras, tiene un culo delicioso, redondito, no de esos exuberantes, pero perfecto cuando te la estás jincando y el culo rebota sobre tus huevos una y otra vez, o cuando te la estás follando a cuatro, que también es una delicia y una visión maravillosa.

Con la máscara de cerdita, que le va que ni pintada, se agacha, se pone a cuatro a tomar un poquito de polla, como si fuera una bellota que le gusta a las cerditas y me está pegando una mamada tremenda, riquísima, ensalivada, mientras tengo la visión de esta mujer a cuatro que es una jodida pasada, me pone muchísimo, llega un momento que la mamada pasa a follada de boca, me la cojo bien por los hombros y me follo la boca como si fuera el chocho.

Un poco más de mamada rica y a Melody ya le entran los picores, el chocho le empieza a palpitar y a gotear y se sube a cabalgar con ganas y nos pegamos una follada salvaje, con muchas ganas, tremenda hamijos, que maravilla tenerla ahí moviendo las caderas, tiene el chocho tan estrechito que me coge la polla como si fuera con la mano apretando el puño, es un gustazo increíble, mirad como menea ese culazo, que es perfecto, redondo, terso, increíble sobre mi pito, para correrse ahí mismo…

Con un polvazo semejante, salvaje, sin parar y con un ritmo frenético, tengo los huevos llenos de lefa, sigo follando hasta que no aguanto más y Melody se pone dispuesta a recibir grumitos, calentitos recién salidos de mi polla, casi no me da tiempo, sale un buen chorro en toda su carita que se traga entero y se relame ¡que hembra!

Me ponen muchísimo las latinas y a Melody la tienes en Putalocura, sólo aquí en esta Santa Casa dedicada el cerderío fino, pasa, la suscripción es baratísima, y tenemos MILES, si, si, miles de escenas para ti, para tus pajas…