Yasmin me gusta muchísimo, es una belleza del este, me pasa mucho cuando vienen de esa parte de europa que tienen un semblante a priori, serio, pero luego, tienen mucha pasión interior, mucho fuego, probablemente por el frío de cojones que hace por aquellos lares, lo mejor es estar en casa y rozarse hasta que salgan chispas.

Es una monada de chica, es muy simpática y siempre tiene a bien venir a echarse un buen polvo con lo que le proponemos en Putalocura. Todo comenzó con una buena Pillada, un acto de fe sobre una chica que me llamó mucho la atención y como han comenzado grandes estrellas del porno patrio, por una Pillada en Putalocura.

Poco me imaginaba que todo terminara en un polvazo memorable, y es que Yasmin nos gustó a todos, os la cascáis como cabrones con ella, porque está tremenda, tiene una cara maravillosa para chuparla, es una viciosilla que tiene mucho que enseñarnos y le cogió un gusto tremendo a lo de follar ante la cámara, lo disfrutó muchísimo y ni os digo lo que lo disfrutamos nosotros.

Sabéis que no soy mucho de comer chochos, pero Yasmin Love tiene una entrepierna de esas que quieres hundir la cara y comer, con unos muslos tremendos que es una delicia que te coja la cabeza entre ellos mientras se lo comes y notas como se va mojando cada vez más y más y no es tu saliva la que humedece la zona.

Pega unas mamadas tremendas, y es una mujer que sabe dar el placer de vuelta, si le das placer ella te lo dará a ti con creces, chupa de maravilla y te deja a tono para que la cojas bien a gusto por ese culazo tremendo que tiene que el Señor le ha dado que es una puta escultura.

Un culo respingón y tragón, delicioso, terso y duro que apetece darle y darle sin parar, y ahí es donde te pierdes, te vuelves loco de placer y estas casi a punto de llegar, te corras dentro o en su boca el placer va a ser máximo y si te la chupa al final te va a pegar un meneo en el pito que te va a dejar loco.

Todas las escenas de Yasmin las tienes en Putalocura, tu web de porno favorita con todas tus pilladas por muy poco al mes, te harás unas pajas de escándalo – ¿No me digas? – Te lo digo…