Hasta ahora Sweet Mia, aunque mira que tiene carácter y ovarios para hacer lo que le venga por delante, nunca había hecho un Glory Hole, y viene decidida y oye, a por todas, no deja polla sin catar, una locura, le gusta exprimir los huevos de estos gañanes y tragárselo todo, es una locura. Con esa goca y esos labios gorditos, nos vuelve locos, y ojo a la mirada, de esas que se te clavan, morbosa, con una cara muy sexual, tiene una facilidad tremenda para destrozar rabos, es una serie perfecta para ella…