Mi experiencia en la mili (03)

0
108

Un soleado dia de 1989, con 18 años de edad, recibi dos cartas. Una provenia del Hospital Militar de Burgos, la otra de Alemania. Abri primero la de Burgos, en esa carta me decian lo que iba a hacer el proximo año, o lo que dejaria de hacer. No os podeis imaginar que nervios mas grandes tenia, todavia recuerdo esa sensacion de abrir el sobre queriendo saber que ponia. Mi tio estaba al lado mio, y cuando leyó el resultado se empezó a reir….

NO APTO!!!, me habia librado de la mili!!! SIIII, lo habia conseguido!!! Mi tio se reia porque se la habia metido al Gobierno, el si que tuvo que ir a la mili, mientras que yo no. Que lastima que no guarde el papel aquel, porque venia con letras bastante pomposas y dificiles de traducir que no era apto para el servicio militar. Daba igual, el caso es que no tenia que ir a Melilla!! Podria ir a Mallorca a ligarme guiris! Podria aprovechar un año de mi vida viviendo otro tipo de experiencias. De hecho, ese año fue mitico, conoci a muchas chicas que si hubiera tenido que estar en Melilla, jamas las hubiera conocido. Ese verano en Mallorca fue mitico.

Al primero que llamé fue al medico que me dijo como librarme, le agradeci todo lo que pude aquellos consejos que me llevaron al éxito. El tio estaba super contento, me decia: – ves como tenia razon? ves como se podia? – no cabia en mi gozo. Toda mi familia estaba contentisima, todo el mundo me felicitaba, mi madre no paraba de reirse,  «que hijo mas listo tengo» decia a todo rato. Aquello era una fiesta, menos para dos personas, para mi padre y para mi. La otra carta me habia dejado K.O. No paraba de darle vueltas y vueltas al contenido de la segunda carta que venia de Alemania.
Como decia, mi padre no se puso muy contento por haberme librado. Claro, el decia que necesitaba hacer la mili, que eso me convertiria en un hombre. Recuerdo la conversacion que tuve con el como si fuera ayer. Ibamos en el coche solos, muy serio me remarcó «-tenias que haber hecho la mili para convertirte en un hombre-«. Le pregunte que que era para el “ser un hombre” y no me supo contestar. Se lo volvi a preguntar bastante mosqueado y no obtuve respuesta. Se habia quedado mudo. Creo que hablaba en boca de su padre, son frases que se repiten de generacion en generacion sin saber muy bien el significado real de lo que se quiere decir, pero se dicen. Mi padre hizo la mili de voluntario en Manresa, estuvo 2 años y fue condecorado por ayudar en unas inundaciones que hubo alli hace muchos años. Era otra vida, otra manera de pensar.

torb3

Ahora os voy a contar una anecdota que me parece increible. Pasó el tiempo, y pasaron los años. Y un dia hablando con un amigo, de casualidad salió el tema de que me habia librado de la mili haciendome el loco. Era el tema estrella en cualquier conversacion, me quedaba con todo el mundo cuando lo contaba. Pues mira tu lo que son las casualidades que a la persona a la que se lo conté me dijo que hace tiempo habia estado en una comida de altos mandos militares y que salio el tema de un chico de Bilbao que no supieron lo que tenia, porque tenia tantas cosas!!! Que si depresion, que si doble personalidad, temperamento paranoide, esquizofrenico profundo, y un monton de cosas mas que no me acuerdo pero que se parecian a lo que habia en la hoja de aquel psicologo de San Sebastian de barba blanca. Jaja, el tio habia puesto de todo con tal de hacer que me librasen de la mili!! Puso tantas cosas que los psicologos militares alucinaron en colores y no pudieron saber realmente que tenia, solo que estaba muy mal, por eso no me dejaron hacer la mili.
Echando la vista atrás, no se que hubiera ocurrido si hubiese hecho la mili, creo que lo hubiera pasado bien, que ahora tendria un monton de anecdotas que contaros, pero claro, por aquel entonces la gente solia hablar muy mal de la mili, y a mi me entró miedo. Ademas, la vida es muy extraña, podria haber tenido algun accidente y haberme quedado manco, o algun alto mando me hubiese sodomizado por aburrimiento, quien lo sabe?. Asi que hice todo lo que pude por no ir. Me salió bien, y fue toda una gran noticia. Mis hermanas y madre se pusieron muy contentas, pero hubo algo que enturbió aquel dia…. La segunda carta que llegó, cuando la abri, cambio esa alegria en preocupacion….
Que habia en esa carta de Alemania? Muy pronto lo sabreis….

PD. he titulado esta miniserie como Mi experiencia en la mili y no Asi me libré de la mili para darle emocion a la cosa, sino hubieseis sabido que me habria librado desde el principio.
Si hay alguien del 69 que fue a Melilla que cuente como se lo pasó. A ver si me perdí algo.