Una tarde en el Primark

12
242

 

IMG_4472

El otro dia fui con unas cuantas actrices porno al Primark de Gran Via, en Madrid, a comprar ropa de tamaño minimo (braguitas y camisetitas) para que las libidinosas e impuras actrices porno lleven algo antes de ser desnudadas por mi. Fuimos un Domingo por la tarde y tuvimos la suerte de que no habia demasiada gente. Desde que se han abierto esos Centros Comerciales ha habido siempre una cola terrible de gente dando la vuelta al edificio. Parece que ya se han calmado todos y se puede pasear por él. Hacer cola en el Primark y en la Loteria de Doña Manolita es de pobres. Yo, que no soy pobre, no hice cola, entré directamente.

Alli dentro, lo que mas me llamó la atencion es que está sembrao de tias. Tias de todo tipo y edades, pero las que mas abundan son las medio pijitas, que son pijas pero que van de modernikis, intentando ocultar su verdadero origen pijórrico. Lo que mas me gustó fue gastarme los ojos viendo los piboncetes que pasaban de un lado a otro, solas, con hamijas o con sus respectivos novios. No fallaba, tia buena estaba amorrada a su noviecito de cara bonita cachitas que haria las delicias del mas maricon de Chueca.

El concepto Primark esta muy bien estudiado porque no solo venden ropa. Venden chorradicas varias que la gente suele caer en comprarlas. Deben de manejar un monton de dinero porque eso es una puta maquina de pasar gente y hacer pasta. El detalle que me gustó fue como tienen puestas las cajas. Tienen un monton de cajas y una fila unica, y va bastante rapida. Eso lo he visto en el extranjero y parece ser que es el método mas rapido y eficaz de que la gente no pierda demasiado el tiempo en pagar, que indudablemente hace que uno se pire sin comprar si ve demasiada cola. (por eso yo odio ir de compras, por las colas).

Indefectiblemente, comparo esa tienda con lo que tenemos y conocemos los españoles, y mi pensamiento se me va al Corte Ingles. Es lo mas parecido a esa tienda, y lo primero que se me pasa por la cabeza es que para encontrar un vendedor en El Corte tienes que andar y andar, y en el Primark hay uno casi por metro cuadrado. La caja para pagar del Corte Ingles es una mesa por ahi con dos personas, a veces con nadie, y si te fijas en el ordenador que usan para pagar del año 1998 todavia te entra la risa tonta. En Primark toda la gente que atiende es joven, mientras que en el Corte es gente mayor. Primark es algo nuevo, El Corte Ingles es caspa.

Y dicho eso, solo decir que al cabo de un rato me entraron unos mareos y agobio de estar tanto tiempo en el Primark, cosa que no me pasa en el Corte Ingles. Las luces, el calor, la gente, y yo, que soy un ser sensible, hicieron mella en mi estado y me salí de alli echando ostias. No creo que vuelva en mucho tiempo. No me compré nada para mi, solo unos calzoncillos para guardar entre algodones mi enorme pollon, nada mas. La ropa que hay en ese sitio es toda igual, y no me apetece vestir como la gente normal, porque yo no soy normal, soy un anormal.