La chiquilla no será la más vivaz que ha pasado por Putalocura, tiene el semblante serio, pero sólo es eso, la fachada, porque por dentro es puro fuego. De hecho me da hasta morbazo que sea seria, incluso cuando hablas con ella, porque luego le metes la polla y el chocho está chorreando, y es un verdadero placer, pues Atenea tiene un cuerpo de escándalo.

Empezamos tomando algo en la terraza y el ambiente parece que se va caldeando, y Atenea acaba en pelotas en plena terraza a la vista de todos los curiosos, y ojo con el cuerpazo ¿eh? ya se está poniendo tieso todo el asunto. Doradita por el sol de verano, con unas tetas riquísimas, turgentes, y firmes en su sitio, una lencería que ya vuelve loco sólo verla y un cuerpazo tremendo, fit, perfecto para follar, hecho adrede diría yo para follar.

Es una locura tenerla delante y que se te ponga hacia atrás y le puedas bajar las bragas para destapar semejante culazo, es una obra de arte, si hubiera una Museo del Prado sólo de culos, el de Atenea estaría expuesto sin duda, que maravilla de la creación.

Atenea mama con ganas, pero busca polla en coño, se la mete en la boca, te la rechupetea, con mucho placer, pero pronto decide metérsela, y oye, hay cosas que mejor no discutir, al coño y a follar ¡vaya cabalgada se mete!

Luego es una delicia ponerla a 4 y disfrutar de ese culazo mientras te la meriendas y tu polla es la que está entrando y saliendo de su chocho, además lleva una coleta, una cola de caballo que es perfecta para cogerla y marcar el ritmo de las embestidas. Un polvazo tan rico que la corrida es para enmarcar, encima del coño de Atenea, un polvazo riquísimo.

Disfruta de su cuerpazo y de las pajas que te harás a su costa en Putalocura, tienes sus escenas en exclusiva en tu web de porno patrio ¡por muy muy poquito al més!