¿Confirmamos que Camila tenía unas ganas tremendas de polla? ¡Confirmamos! Pero vamos, no veáis a que nivel Maribel, pues que mejor si una hembra, una morenaza como ella tiene ganas de comer chorizo que traerle todos los que podamos y que vayan saliendo por los agujeros del amor para recibir cuidados especiales de esta hembra cachonda hasta que la leche vaya saliendo de todas las pollas y Camina vaya chupando y merendando hasta que se quede satisfecha…