Valerin y las 31 pollas

con 31 corridas que saca la buena de Valerin ¡los deja secos!

0
1880
Valerin Bukkake en Putalocura

Ya sabéis que a mi Valerin me hace mucho tilín, y es que es un teen guerrera y cachonda que me pone a 100 con facilidad, me pone mucho y pone la polla tiesa con poco esfuerzo porque está tremendamente buena, en esta escena, Valerin viene a darle caña a 31 machos cabríos dispuestos a sacarles toda la lefa, 31 corridas maravillosas para esta princesa que está buena que lo rompe.

Esta escena me pone malo, y eso que me he follado a Valerin varias veces, pero esta escena me vuelve loco, tiene mucho morbo verla comer pollas sin parar y sobretodo su deseo de ir a por más y más, una locura un desfile de rabos, donde la verdadera belleza está en la cara de Valerin y su maestría desenvolviéndose con ellas y haciendo que se sacien hasta explotar en unas corridas llenas de lefa, donde les saca todo el jugo hasta dejarlos exhaustos.

Valerin está buena que se rompe, es fácil ponerse palote a más no poder sólo verla, tiene unas tetitas ricas, comestibles, que te vuelven loco, y tiene un culazo, que tenerlo cerca te dispara la polla y te la pone tiesa como un poste, así que no creáis que es fácil aguantar el tipo delante de esta bella dama ¡ni mucho menos!

Ahora bien, lo mejor que tiene Valerin, al menos para mi gusto es su carita, angelical pero que esconde una parte de demonio que nos pone a mil, unas miradas pillas, tremendas que te llegan hasta el alma donde te pones frente a frente a la suya y ves el morbo en estado puro, eso te pone palote perdido.

Que Valerin te la chupe es una bendición del Señor, no hay nada parecido, imagina que te la chupen y que estés tan a gusto, que además te puedas correr en toda su cara, que te la pille con la lengua y te la deje más limpia que Don Limpio con una cara de gusto después de haberse comido tu polla, que no se puede más, pues una Putalocura…

Y precisamente, en Putalocura es donde tienes todas sus escenas, con esta en concreto no podrás dejar de magrearte el cimbrel, no te la pierdas, porque te va a dejar tieso de gusto ¡avisado quedas!