¡Que lindura de mujer! Y que hechuras, como me gusta, me encanta ¡está buenísima! Y encima es adicta al sexo, esto pasa, quizá ni si quiera lo tenías previsto o sabías que te podía pasar, pero cuando vienen a Putalocura empiezan a follar fino, bien y con garra, y eso al final vicia, y aquí viene a por más, su boca pide polla y su conejo pide leche ¡vamos a dársela!