Ahora salen actrices quejandose de abusos

8
1479

Parece ser que el boom del Escándalo Harvey Weinstein se ha contagiado aquí en España y están empezando a salir de sus nidos un montón de actrices españolas. Se quejan de que también sufrieron abusos y acoso por parte de productores españoles. Ya lo decía yo hace tiempo, que España no se salva de esa actividad. Y que era muy posible que eso llegase aquí. El porqué está saliendo ahora toda esta mierda está muy claro: la mayoría de los medios de comunicación en España y diría que en el mundo están llevados por mujeres. Y ¿por qué? Porque son las que más curran, con diferencia. Son las que hacen el trabajo duro. Siempre que he trabajado en televisión o radio, en las redacciones he visto la misma imagen una y otra vez. Tias currando como hijas de puta y sus jefes tocándose los cojones. Y claro, ahora parece ser que se han unido con una causa común: el Feminazismo, o lo que ellas llaman igualdad que no es tal. Han creado un lobby donde se apoyan y da igual si mientes como una bellaca, eres una mujer y me creo lo que dices. Hetero muerto, abono pa mi huerto es su lema.

Ahora es el turno de sus compañeras las actrices de cine convencional. (A ver cuando salen las cantantes a decir lo mismo, o las secretarias) Unas cuantas actrices españoles de cine convencional están venga a decir que muchos productores querían disfrutar de su cuerpo a cambio de papeles en películas. Pobrecitas. Y qué malos son los productores que en vez de irse de putas, prefierían hacerlo con sus actrices, arriesgándose a que todo esta mierda les salpicase en la cara.

Yo tengo dos teorías de lo que pudo pasar, pero son teorías que no molan y seguro que las feminazis se me van a echar encima, como acostumbran a hacerlo cuando pongo en entredicho las cosas, cosa que me la suda bastante como puede apreciarse en mis artículos.

Teoría 1: Hay una cosa que se llama cortejo, ligoteo. A veces, ¿quién no?, ha intentado ligar con éxito o sin él con la que teníamos más a mano. Los directores y actores se ligan a las actrices. También los productores. Es común que eso suceda. Yo he visto productores en manos de bichos con dos patas en forma de mujer que les han sacado la pasta cosa mala. Que se aprovechan de que salen con “el productor” o “el director” para meterse en todas las películas posibles. Trabajo no les falta. Pero ¿qué pasa cuando esa relación deja de funcionar? Que muchas de ellas se quieren vengar porque se sienten atacadas cuando uno le ha mandado a tomar por culo. A mi, sin ir más lejos me ha pasado. He mandado a tomar por culo a exs que luego se han obsesionado conmigo y que se han dedicado a denunciar fotos y videos que pongo en las redes sociales, o a hablar mal de mi en blogs que se hacen para únicamente hablar mal de mi. O me ponen a parir por ahí entre el sector. Personas muy tristes que no saben mirar hacia delante y seguir con sus vidas. Se obsesionan y sufren.

Teoría 2: Si me follo en su despacho al productor, me va a dar un papel. Y que nadie se entere, claro, yo soy una actriz como la copa de un pino y no una fulana cualquiera. Que se valore mi trabajo, que crean que me han dado ese papel porque soy la mejor. A ver, que no somos de piedra, si se te pone un pibón abierta de patas diciéndome “entra aquí pero dame el papel principal” estoy seguro que muchos incautos caerán en la trampa.

El dilema está en ¿Quién dice la verdad?. Nadie lo sabe porque es algo que ocurre entre cuatro paredes. Por eso me parece descabellado dar la razón a las actrices porque son mujeres. Así, sin más: te creo q a ti porque perteneces a mi lobby feminazi.

Lo cierto es que un buen número de actriz españolas de esas de capa caída, que ya no les llaman ni para La Ruleta de la Fortuna, están quejándose de que hace mucho tiempo alguien les metió mano. Claro, están dando su versión de los hechos. Faltaría la otra parte de la versión, la del supuesto agresor. No es que quiera justificar ni defender al abusador, pero se de muchas que aprovechan cualquier cosa y que son capaces de mentir descaradamente para que su nombre salga en los medios.

Yo lo que me pregunto es ¿por qué no lo denunciaron en su momento? Ahora está de moda aplastar y destruir la vida de la gente, sin pruebas. (Me incluyo como víctima de esa moda) Y muchas correligionarias les siguen el juego. A esto le llaman periodismo. Yo lo llamo chismesismo. Acusar sin pruebas a la gente. Ah, espera, que parece ser que ninguna ha tenido los suficientes cojones de dar ningún nombre. ¿Por que no sueltan los nombres de esos hombres malos que les meten mano porque sí? sus hamijas las actrices norteamericanas dijeron Weinstein y otro más. ¿A qué esperan para decirlo? Ah, que no quieren líos, que no quieren denuncias, que quieren que les vuelvan a llamar para trabajar… eso en mi pueblo se llama ser una jodida hipócrita.

Conozco hombres enamorados usados para vaciarles las cuentas. Denuncias de malos tratos por obtener ventajas económicas, falsas denuncias por hacer daño. ¿Por qué tendríamos que creer a estas actrices de lo que dicen? Viendo el percal, yo no les creo.

Si todo esto de acostarse con alguien para conseguir un papel está tan extendido, será porque funciona ¿no?, por ambas partes. Sino, esto hubiera dejado de hacerse hace mucho tiempo. Da la sensación que todas estas actrices (que curiosamente todas tienen el corte feminoide radical) hacen todo esto para buscar notoriedad y aprovecharse de la circunstancia iniciada por el fenónemo Weinstein.

Y en caso de que sea verdad: ¿tan calladito se lo tenian? ¿Por qué no denunciaron? Ahora que eres muy conocida sí que denunciarías, pero antes, que eras una desconocida y que gracias a estos productores tu carrera empezó a despegar, entonces si. Todo no se puede en la vida, querida. Además, si ellas no denunciaban, ayudaban mucho más a perpetuarlo, estaba claro.

En fin, sigamos el culebrón y veamos quién más sale diciendo que unos productores malísimos hicieron el medievo con su coño. Cojo las palomitas.

Aquí os dejo unas fotos de cuando la actriz Leticia Dolera empezaba en el cine. Como me gusta google para ver las cosas que eran capaz de hacer algunas actrices con tal de iniciar sus carreras en el cine.