Torbe de Putas por Argentina

0
1904

Disertaciones finales de mi viaje a Cordoba, y la experiencia con una mujer muy warra en la cama, pero con un puntito romántico. Me follé un puti entero como despedida.

A la gente no le gusta viajar, una estadística hecha en un diario decía que el 40% no había salido de su pueblo o ciudad, y que el 80% no había viajado al extranjero. 

Cifras tremendas que confirman que a los españoles no les mola viajar. Pero no os preocupéis, que ya estoy aquí por vosotros, que ademas a mi no me da rubor ninguno decir que me voy de putas. Incluso las saco fotos, así que fíjate…

Y ¿qué más puedo decir? Pues solo tengo buenas palabras para aquel que viaja. No sólo ve como vive otra gente, sino que cuando uno viaja, siempre pasan cosas, siempre uno conoce a gente sorprendente, y a veces hasta puede cambiarte la vida.

Como decía Pío Baroja: “Los nacionalismos se curan viajando”, y vaya que si se curan, eso de creernos mejores que los demás, salir de nuestro pueblo nos hace ver como se las ingenia por allí la gente para subsistir. De lo que me he dado cuenta allá donde he ido, es que la gente puede ser feliz con muy poco, que la felicidad que nos intentan vender en nuestro pais no tiene por qué pasar por tener o aparentar. El puto postureo de los cojones, qué cáncer.

Cordoba es la segunda ciudad más grande e importante de Argentina. Aquí he pasado unos dias muy felices acompañado de mi amigo Mario Marinho y unas cuantas mujeres. He asistido a un Festival erotico llamado SeXXpo donde me lo he pasado de putifa rodeado siempre de bellezas sin par dispuestas siempre a enseñar sus mamas.

Lo primero que me ha llamado la atención de esta ciudad son sus mujeres, qué chavalas! Qué bellezas, qué tipitos, qué caritas! Pero ¿qué las dan de comer a estas dulces muchachas? Como puede haber tanta monada junta? La fama que me dijeron de esta ciudad queda confirmada, en Cordoba habitan las mujeres más bellas del planeta (a excepción de las rusas de San Peterburgo, si me lo permiten).

Y si juntamos las bellas mujeres con el alimento mas preciado y sabroso, la carne, tenemos una mezcla acojonante. Bellezas y Asado. Quién da mas? Qué más se puede pedir?

Eso es lo que hice en los días que estuve en Cordoba, follar como un condenado y comer carne hasta que me salía por las orejas. Cuando llevas 5 dias haciendo lo mismo, harta un poco, pero luego, cuando estás en Madrid, lo echas de menos. Para mí, eso es la felicidad, que te coman la polla a dos manos, y luego comerte un buen bife.

Para polvetear, solía ir a un piso cerca de la calle Paraná, donde habían varias mujerzuelas que, hacían algo que me llamó mucho la atencion, cuando entrabas al piso y la madame te decia que ahora entraban las jovenes a presentarse, me preguntaban por mi nombre, cuando siempre suele ser lo contrario, son ellas las que te dicen su nombre para que elijas.

El piso estaba muy chulo, y había como unas 5 argentinas muy simpáticas, caté a todas. El ultimo día me enteré que era el piso mas caro de todos, ya decía yo que 20 euros por un polvo en Cordoba era caro…

El primer día subi con una brasileira que había estado trabajando en Galicia, y el segundo día me fuí con una rubita muy mona, argentina, dulce como el dulce de leche. Reconozco que hay mujeres que nunca sabes si en la cama contigo se lo estan pasando bien de verdad o estan fingiendo. A veces es bastante obvio, pero otras no tanto. Con esta no lo supe, solo noté que la chica pegaba unos temblequeos de muy padre y señor mío. No harto con la primera dama, pedí una segunda, y estuvimos ayuntándonos en pecado casi una hora, dale que te pego, para por fin vaciar todos mis pecados en el cubículo del deseo que es la mujer.

Que noches me pegué en Cordoba.

En este viaje por el mundo cerdo de las indias occidentales, mi cometido es el realizar el mayor número de cópulas con el mayor número de mujeres, todas provenientes de distintas culturas, etnias y razas.

Aquí, en el cono sur, se junta la mayor mezcla de mujeres de este planeta. Y por eso a veces uno se encuentra a verdaderos bellezones o a chicas difícil de catalogar. Pongamos un ejemplo, ayer estuve con una argentina de padre brasileño y madre ucraniana, y hoy con una argentina de padre polaco y madre española.

Buenos Aires, la ciudad de la furia, que la llaman así gracias a una canción del grupo Soda Stereo. Hoy, curiosamente, mientras me revolcaba con una mina argentina de madre sueca y padre ruso, sonaba ese grupo. Y al escuchar esta canción se lo he preguntado, ¿qué suena?Soda Stereo – me dice -, un grupo de los 80 que tiene buenas canciones, sobre todo cuando follas (garchas). Qué linda!. Y entre suspiros de amor me contó lo de la ciudad de la furia, que momento más adecuado para hacerlo. Haced la prueba, cuando creáis que vais a correros como mirlos asturianos, sacad cualquier tema y poneros a hablar, la cosa se baja bastante.

Como besan las argentinas, se les va la vida por los labios. Que locura. Salvo excepciones, claro. Ayer me tocó una que no besaba y que no hacía más que cambiarme los condones. Decía que si chupaba el condon se podía romper con los dientes, así que la tía los cambiaba por otro para follar. Gastamos 5 condones al final, me comía la polla y me ponía un condon nuevo, follábamos, me ponía otro, me la volvía a comer, cambiaba, y así. Nunca me había pasado nada igual. Me decía que un médico le dijo que los condones se rompen si comes pollas con ellos. Ver para creer, como hay tanto subnormal por el mundo metiendo ideas absurdas a las pobres putas.

Y digo pobre porque la criatura, una vez consumí el primer acto se quedó pajarito, dormida en la cama. No había dormido en días. Estuvimos hablando y me confesó que estaba separada de su esposo. Este, como la mayoria de los novios o esposos de chicas guapas, no le permitía acercarse a ningún chico, e hizo de su vida un infierno. Ah los celos, que tortura.

Esta ha sido la experiencia de la dormida, ahora hablaré de mi experiencia con la gorrina enamorada, que fue algo mas que una gorrinez, hubo amor y se cumplió uno de mis deseos de mi adolescencia.

El sueño era el siguiente: cuando yo tenía 16 años, era un adicto a los programas de radio de la noche, en esos programas se hablaba de cosas muy interesantes y se ponían buenas canciones. Un día, un locutor contó lo bonito que sería estar con tu chica, escuchando música romántica en la noche, mientras afuera hacia frio y llovia, y tu calentito con ella haciendo el amor.

Llame a una puta en Cordoba y fui a su casa. Las putas son personas humanas y si uno les quita la etiqueta de “voy de putas”, a veces la ficción se fusiona con la realidad y ocurren cosas magicas como lo que a mi me ocurrió.

Subí a su casa, y me metí en su cuarto, era claramente su casa, y ese era su cuarto, donde dormía ella, el olor de su cama era de ella, y la habitación estaba desordenada y llena de cachivaches. Se notaba que allí vivía alguien. Vamos, que no era la sobria y limpia habitación de un puticlub o un piso, era un sitio que te recordaba a las habitaciones donde te trajinas a alguna que acabas de conocer que te has ligado.

Empezamos con la guarrerida y puso música romántica. A veces las putas ponen música para calmar los nervios. Fue un polvazo para enmarcarlo y recordarlo toda mi vida, porque tuvo de todo, sexorro y romanticismo.

La tía hizo todo lo que puede llegar a hacer una mujer en la cama, y se creó ese momento que yo siempre soñé. La chica totalmente entregada, disfrutando, la música, y creando un polvo de ensueño. Solo por esto mereció la pena ir a Argentina, vive Dios!!!

Pero es que el amor y el sexo tienen dos vertientes muy distintas, mientras una sacia el alma, la otra sacia la líbido. Mientras estaba ella encima galopando como una tigresa, me saca la polla y se la mete por el culo. Y entonces empieza a gemir y a decir que le encanta mi polla, tan durita.

Yo poco pude aguantar más y me vine. Qué experiencia más vivificante y compensatoria. Por 30 euros tuve una experiencia acojonante. Muchas veces no es el dinero, es estar ahí y tener ganas de vivirlo, viva el amor figurado con una que acabas de conocer que es tope guarra!!!!

Y al terminar, tuve una sensación que me recordaba a alguna vez que ya la he vivido. Me quedé prendido de ella, con ganas de verla mas veces. Me quedé colgado. Una tía perfecta es aquella que es una guarra en la cama y un primor como persona.

Desgraciadamente no pude contactar con ella más veces en los días que me quedé en Buenos Aires, así que ella quedará por siempre en mi corazon y en mi polla.

Así sea.